En febrero pasado el gobierno estatal anunció una bolsa de 300 millones de pesos para apoyar a pequeños productores del campo.

Guadalajara, Jal. Derivado de la caída en el precio internacional de los granos, además de otros factores como la sequía originada por el cambio climático, en la entidad federativa “se han dejado de sembrar más de 100,000 hectáreas que tradicionalmente eran maiceras”, lamentó el presidente del Consejo Agroalimentario de Jalisco (CAJ), Roberto De Alba.

“Nosotros vemos una proyección complicada; creemos que con el fenómeno del Niño la sequía que va a retrasar la siembra de los granos básicos, con la problemática del precio que hay a nivel global, pudiera dejarse de sembrar una superficie mayor a la que actualmente ya no se está sembrando, y con ello habría una baja en la producción de maíz y trigo principalmente, que son los dos commodities que tienen un precio internacional por los suelos”, comentó a El Economista De Alba Macías.

El pasado lunes, decenas de productores de maíz, con todo y tractores, se manifestaron frente a las instalaciones de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (Sader) del gobierno federal, con el objetivo de exigir que se les pague un mejor precio por tonelada del grano.

“Nosotros como Consejo Agroalimentario tuvimos una reunión con el secretario Víctor Villalobos (titular de Sader) y nos garantizó que el esquema anunciado para Sinaloa, que implica un apoyo de 950 pesos por tonelada por parte del gobierno federal, también será aplicable para la producción de maíz en Jalisco”, indicó el presidente del CAJ.

Añadió que “el gran reto por delante es cómo bajar los precios de producción, transferir un modelo de rentabilidad más allá de productividad y poder generar un acuerdo con la industria como se hizo en Sinaloa para llegar al mejor precio posible. De otra manera, se va a dejar de sembrar mucho maíz porque no es negocio en este momento sembrar maíz en Jalisco”.

Según Roberto De Alba, durante la reunión que sostuvieron con el titular de SADER federal, el funcionario detalló que del apoyo de 950 pesos por tonelada 200 pesos serán para la cobertura de precio y 750 pesos de apoyo directo al precio del maíz.

“Además del maíz, el trigo tiene la misma problemática; está muy por debajo de la estimación que tenía el productor y en ambos casos, maíz y trigo, pues los números son rojos”, mencionó De Alba.

Intervención del estado y el gobierno federal

Por su parte, la Sader del estado de Jalisco decidió manifestar su apoyo a los productores de maíz en su pliego petitorio, por lo que, en conjunto con las autoridades federales, se desarrolló un plan para dar atención al pliego petitorio que hicieron llegar los agroproductores, quienes exigen un precio de 6,950 pesos por tonelada.

Ante la crisis entre los productores, en febrero la administración del estado anunció una bolsa de 300 millones de pesos para apoyar a pequeños productores del campo, ya que solamente durante el año pasado la sequía afectó 300,000 hectáreas de maíz y 6,000 de frijol en la entidad federativa, lo que afecta a 60,000 productores jaliscienses, según información del gobierno estatal.

Tags:

Shaden Gonzáles

See all author post

Leave a Comment

Your email address will not be published.

X